El pasado viernes, el personal de la Fundación Nido Para Ángeles participó de su encuentro de capacitación y crecimiento  mensual, con el tema Vocación de Servicio. 

Después de la motivación inicial, se realizó la dinámica, La bandeja del servicio, la cual perseguía que cada participante se presentara y compartiera con el grupo, su mejor talento (asociado al puesto de trabajo) bajo la consigna: “Para que sirvo?”. Cada talento fue puesto en una bandeja, representando que tenemos un equipo que pone en bandeja de plata, sus talentos al servicio de  los niños, niñas y jóvenes con Parálisis Cerebral y sus familias en procura de contribuir al logro de la misión de la Fundación. Los más relevantes fueron los siguientes: “Escuchar, dar amor, dar la milla extra, dar aliento y fortaleza, animar el corazón, ayudar, dar alegría, dar bienestar, entre otras”.  

La hermana Rosa Monique Peña, conferencista y formadora de Religiosas y consultora de William H. Sadlier  inc., abordó el tema central de la actividad, presentando una visión amplia sobre el Amor Compasivo, que no tiene nada que ver con la lástima ni con el sentimentalismo, sino que nace del sentido de interconexión con la realidad del otro. También, en el respeto a la dignidad de la vida, inherente a todo ser humano y el deseo de que esa dignidad triunfe sobre otros aspectos.

Por lo tanto, el amor compasivo genuino consiste en el fortalecimiento de quien acude en busca de nuestros servicios como ser humano ayudándolo a desarrollar fuerza y coraje para superar las diferentes situaciones que se presentan en su vida. 

El propósito de la actividad se basó en desarrollar en los participantes las actitudes y comportamientos que permitan gestionar de manera eficaz su vocación de servicio, en base a empatía y comprensión de la realidad del otro. #Empatia #VocacionDeServicio #Servicio #Ayudar #Mision #AmorCompasivo #Actitudes